5 fabulosas ideas para invitar a los amigos de tus hijos a casa

Oct 25, 2018 | Fiestas infantiles, Tendencias y consejos

El inicio a clases, sobre todo si somos los nuevos de la escuela o del salón, puede generar un poco de ansiedad en los niños y también en los padres. Propiciar encuentros entre los niños y los padres fuera del espacio escolar es una excelente forma para  favorecer el acercamiento y la integración. Acá te damos algunas ideas que puedes poner en práctica para esos encuentros.

Es importante que incentives a tus hijos a aprender a relacionarse de forma adecuada con los demás niños. Propiciar actividades fuera del cole con sus compañeros, incrementa su confianza y mejora sus habilidades de convivencia. Adicionalmente, te da la oportunidad para relacionarte bien con otros padres y conocer quienes son sus compañeros cuando están en el colegio. Importante ¿No?

Este tipo de actividades son muy buenas para el inicio del año escolar, pero también en cualquier momento del año para propiciar y afianzar amistades en el colegio. Los amigos son una parte fundamental de la vida de tus hijos, al ayudarle a desarrollar sus habilidades sociales y a estrechar relaciones de amistad contribuyes con su felicidad y sano crecimiento.

Ideas para para  invitar a los amigos de tus hijos a casa

Merienda en casa

Una merienda en casa es una actividad ideal para que tus hijos compartan con sus compañeros de clase fuera del cole. Eso sí, prepárate para recibir al grupete en casa. La primera recomendación es que acondiciones un área de juegos para que los chicos puedan realizar actividades diversas: juegos de mesa, consolas de videojuegos, actividades artísticas, manualidades, etc. Con eso listo, deja que ellos administren su tiempo y decidan cómo divertirse.

Ofrece una rica merienda a los pequeños invitados. Pregunta a sus padres qué cosas tienen permitido comer sus niños y ofrece algo balanceado, moderando la azúcar para evitar los picos de hiperactividad. Es muy importante ofrecer mucha hidratación, opta por bebidas refrescantes y saludables tipo limonada, jugos naturales y aguas saborizadas.

Fiesta de té

Esta idea funciona muy bien para una tarde de niñas, es sencilla, linda y divertida. Escoge un lugar al aire libre. Puede ser en el jardín de tu casa o un espacio de tu sala de fiestas. En cuanto a la decoración, la clave está en los detalles. El estilo por excelencia es vintage, con una linda vajilla al estilo de la abuela, manteles de encaje y servilletas a juego.

Si estás muy de ánimos puedes incluir disfraces para la fiesta: pequeños y románticos sombreros retro, guantes de encaje y accesorios de pedrería y perlas. Un toque muy divertido que tus pequeñas invitadas disfrutarán en grande.

La comida que se sirve por excelencia en las fiestas de te son sándwiches, torta y por supuesto el té. Acá puedes ser todo lo creativa que desees en la preparación y decoración de los alimentos. Eso sí, todo debe lucir muy delicado y hermoso.

Tarde de pelis

Siempre me han encantado las pelis, por lo que esta es una de mis actividades favoritas. También es muy sencilla de realizar. Lo primero es escoger la película que todos quieren mirar. Lo ideal es que sean los pequeños quienes se pongan de acuerdo sobre cuál será la peli. Tomar decisiones colectivas los ayuda a ganar confianza y a aprender a negociar.

Arregla un área de tu casa como salón de cine. Puedes usar pufs, cojines grandes, una alfombra o sillas cómodas. Para proyectar puedes usar la tele, pero si quieres un efecto más realista prueba utilizando con un proyector digital sobre una sábana o sobre la pared. Asegúrate de contar con un buen sonido.

En la merienda no pueden faltar las deliciosas cotufas, ya sean naturales, saborizadas o con toppings. Puedes servirlas en grandes tazones o en las clásicas cajitas. Ofrece bebidas saludables y refrescantes como jugos o limonada. Como postre, unas donas, ricas galletas o unos Cup Cakes.

Día de cocina

La cocina con niños es siempre divertida, aunque hay que estar dispuestos a lidiar con un poco de desorden y suciedad en casa. A los niños les encanta mezclar ingredientes, experimentar y dar forma a los platos con sus manos. Lo importante es escoger las recetas adecuadas para la edad y contar siempre con la supervisión de uno o más adultos.

Lo primero es escoger unas recetas deliciosas y de acuerdo a la edad de los cocineros. Cuida que los pequeños tengan permitido comer los alimentos que van a preparar, consulta primero con sus padres por si acaso. Compra todos los ingredientes con antelación y asegúrate que todo esté a punto para el día de cocina.

El día en cuestión, permite que los niños participen en todos los procesos, cuidando que su seguridad no esté en riesgo: medir y pesar, mezclar y preparar, cocinar, servir y por supuesto comer. Si quieres hacer algo más elaborado, puedes invitar a un profesional de la cocina para que acompañe a los niños. Así también tendrás tiempo de compartir con los padres, si así lo deseas.

Luego de la preparación de los alimentos, programa una actividad relajante de juegos para que los niños disfruten de sus deliciosas preparaciones, sigan compartiendo y se divierten en grande.

Y qué hay con las mamás y los papás

Aprovecha estas ocasiones para invitar también a las mamás y a los papás de los amigos de tus hijos para conocerles y estrechar vínculos. No necesariamente tienes que convertirlos en tus amigos, se trata sencillamente de propiciar acercamientos y facilitar la comunicación.

Mientras los más pequeños disfrutan de sus actividades, ofrece a tus invitados un momento grato entre adultos. Es el momento ideal para conversar sobre temas de interés comunes sobre educación y crianza, aspectos relacionados con la escuela y sobre la vida en general. Se trata de conocer al otro. Recuerda en todo momento que tu interés es fraternizar, así que evita tocar temas controvertidos o entrar en discusiones con los invitados. Si algo como eso surge, cambia suavemente el tema.

Luce impecable sin ser ostentosa. Ofrece alimentos y bebidas ligeros y variados, para que puedas cubrir los diferentes gustos de tus invitados.  Prepara todo con antelación para que puedas dedicarte a conversar y compartir, sin necesidad de estarte parando a terminar de cocinar o a arreglar lo que no quedó terminado.

¿Lista para organizar la primera actividad con los amigos de tus hijos en casa? Anímate, la felicidad de tus hijos será la gran recompensa.

Fotografías. Estudio f1.4